Esperar

Siempre he creído que es bueno esperar hasta el matrimonio. Aunque parezca algo muy difícil de sobrellevar entre dos novios que tienen tanto tiempo, creo que esa espera valdrá mucho la pena. Cuando mi novio y yo lleguemos a casarnos podremos darnos el uno al otro eso tan preciado que reservamos para el momento adecuado que es el matrimonio. De esta forma, nuestra relación no se basa en este momento en el  sexo, sino en forjar nuestro carácter, conocernos y amarnos cada día más.